Cómo Salvar Mi Matrimonio Del Divorcio - 3 Maneras Poco Comunes Para Lograrlo




Estaban tan felices el día que se casaron. Juraron estar juntos para siempre y lo decían en serio.


Tiempo más tarde, todos los días te preguntas cómo salvar el matrimonio de divorcio.

Casi nunca se hablan o se ven. Una rabia silenciosa está entre ustedes todo el tiempo.

Nunca pasan tiempo juntos como familia.

Sospechas que te está engañando.

Siempre se queja y nada que haces es lo suficientemente bueno.

Tus hijos lo notan y parecen tan tristes.

Las cosas se ven sin esperanzas y el divorcio está al acecho.

Hay 3 maneras para salvar tu matrimonio

1. Deja de pensar sólo en lo que está mal

Un error muy común y muy humano es siempre buscar lo que está mal y cómo podemos solucionarlo.

¿Por qué no puedes hacer las cosas que hiciste bien de nuevo?

¿Por qué no pueden volver a lo bueno que solía ser?

No hay nada malo en buscar los puntos débiles en tu relación y trabajar para mejorarlos de alguna manera.

Pero centrarte en las cosas malas tiene su precio: pones énfasis en la crisis, te hace sentir que las cosas no tienen remedio y es una base inestable para la reconstrucción de uma relación.

Céntrate en los aspectos positivos de tu matrimonio. Trata de recordar los momentos felices, los momentos de amor que compartieron juntos.

Mira fotos de ustedes en un viaje juntos, sonriendo.

Recuerda por qué tu pareja se convirtió en tu mejor amigo.

¿Es la única que sabe que tu miedo más profundo? ¿Tienen el mismo sentido del humor?

Anota todas las cualidades de tu cónyuge y tu matrimonio.

Esto te recordará las bases de tu matrimonio y cómo pueden ser felices juntos.

2. Puedes sentir rabia, pero mantén la calma

Cuando el matrimonio está en crisis, la ira se convierte en tu compañera.

¿Cuántas veces has experimentado rabia por algo que tu cónyuge dijo o hizo?

¿Cuántas veces ha respondido con enojo a lo irresponsable que se ha comportado?

Sentirse enojado es comprensible, y ventilar tu ira puede incluso fortalecer su comunicación.

Pero actuar enojado sólo empeorará las cosas y puede causar más problemas que al inicio.

Identificar tu punto de ira  y el momento en que decides enojarte.

Hay un punto tal que si paras a pensar por un segundo, lo encontrarás.

Decide conscientemente responder sin ira. Expresa tus sentimientos.

Comienza con "Estoy enojado porque me siento ..." en lugar de "Estoy enojado porque ..."

Cambiar tu enfoque . Recuerda que estás hablando con tu mejor amigo, no tu enemigo. Sólo entonces comienza a hablar.

3. El ingrediente fundamental

El ingrediente fundamental en la forma de salvar el matrimonio de divorcio es ... AYUDA.

No puedes hacer esto por tu cuenta y algunos consejos al azar de personas con buenas intenciones pero sin conocimientos.

Necesitas ayuda profesional.

La terapia de pareja tradicional es una opción, pero hay otras alternativas.

Hay consejeros que brindan guías electrónicas y asesoría personalizada online a precios asequibles.

No tienes que pasar horas y horas en busca de un buen terapeuta.

No tienes que interrumpir tus horarios o  insistirle a tu pareja para ir a un consultorio.

Aprende nuevas maneras de conectar emocionalmente, cómo reconstruir el respeto y la honestidad, la forma de sanar después de una pelea y cómo abrir tu corazón sin hacerte daño.

Haz Click Aquí y salva tu matrimonio antes de que sea demasiado tarde.

0 comentarios:

Publicar un comentario