Como Evitar El Divorcio: Por Qué Las Parejas Que Nunca Discuten Tienen Más Probabilidades De Terminar En Divorcio




¿Qué tan bien te estás comunicando para salvar el matrimonio?

Si no es de manera efectiva, la comunicación se convierte en el problema.

Cómo salvar tu matrimonio en 60 días- Haz Click Aquí

Cómo una pareja se comunica es tan importante para el éxito de un matrimonio.

Pero la mayoría de las personas imitan los modelos de comunicación presenciados cuando eran niños.

No siempre son buenos modelos de conducta.

Por la simple observación de cómo se comunican las parejas, se puede predecir con una precisión increíble, si las parejas se divorciarán y si será tarde o temprano.

La intuición te diría que discusiones constantes sin duda llevan al divorcio, y las parejas que no discuten "viven felices para siempre."

Sin embargo, ocurre lo contrario.

¿Por qué? Porque no dicen lo que piensan y lo que sienten.

Temen entrar en un conflicto importante.

Una estrategia de no luchar puede ser mortal para un matrimonio, los problemas no se ven si no se hablan.

El otro no puede registrar todo lo que siente su pareja.

Los problemas se ocultan y se arrastran, creciendo con el tiempo, en lugar de resolverse.

Expresar sus preocupaciones y percepciones además implica mucha confianza.

La confianza rota o nula, la falta de apertura y de intimidad , puede hacer que el otro se incline hacia otra persona para abrir su corazón, lo que se denomina infidelidad emocional.

Es tan peligrosa como el tipo de infidelidad conocido generalmente.

Para resolver los problemas, ustedes no querrán pelear;  esto requiere escuchar y entender el punto de vista del otro.

El tratar con respeto, como a nosotros mismos nos gustaría ser tratados, es una manera de romper la resistencia.

Hacer frente a los desacuerdos difíciles es necesario, pero ¿cómo determinará el resultado de tu matrimonio?

Las personas que luchan en las siguientes formas tendrán matrimonios de corta duración.

1. El desprecio:  Es hablar con tu cónyuge como si fuera inferior a ti.  El predictor superior de divorcio. Por ejemplo, "Eres un idiota".

2. Criticar: juzgar a tu pareja o tus pensamientos. Por ejemplo, "sólo haces lo que quieres hacer, eres es tan desconsiderado".

3. A la defensiva: proporcionar una explicación para justificar una acción y así evitar las críticas. "Yo no he dicho eso. Es que no me escuchaste bien".

4. El muro: retirarse emocionalmente de la conversación. Por ejemplo, no responder cuando tu cónyuge te está hablando.

Si escuchas a los demás sin juicio y realmente tratas de entender, se abre la puerta a la comunicación eficaz.

Esto no siempre es fácil para las personas que no comparten sus pensamientos y sentimientos más profundos.

No te dejes engañar que el silencio equivale a la felicidad.

Es posible que necesites un consejero matrimonial si estás viviendo una crisis de pareja.

Así como consultas a un médico si te quiebras el tobillo, de la misma manera, es igual de importante ver a un consejero matrimonial si no puede hablar con otros acerca de temas o sentimientos difíciles.

Los buenos matrimonios no son mágicos o intuitivos.

Requieren trabajar todos los días y, a veces necesitan la intervención de un profesional. 

El éxito de tu matrimonio es probablemente mucho más importante que una inversión de una sola vez en un consejero.

Hay expertos que ofrecen guías electrónicas y asesoría personalizada a un precio asequible.

Cuando recibes ayuda para salvar el matrimonio, se reduce el riesgo de empeorar las cosas.

Si deseas conocer los secretos para salvar tu matrimonio en 60 días- Haz Click Aquí

0 comentarios:

Publicar un comentario