Cómo Salvar El Matrimonio A Través De La Terapia De Pareja



Por Natalia Fernandez, autora de Recuperar Mi Matrimonio

Los problemas conyugales comienzan a menudo siendo pequeños.

Quizá por falta de comunicación, o falta de atención. Pero con el tiempo los pequeños problemas van creciendo.

A menudo, cuando ambas partes se dan cuenta de que los problemas entre ellos están fuera de control, los malos momentos superan en número a los buenos, y casi todos los días hay discusiones y sentimientos de tristeza y resentimiento.


El hecho es, que la mayoría de las parejas tardan demasiado en reconocer la necesidad de una terapia de pareja, y cuando se dan cuenta, ya es  demasiado tarde.

El asesoramiento, cuando se hace a tiempo, realmente salva el matrimonio.

No sólo eso, sino que puede hacer que el matrimonio esté más saludable que nunca y que las parejas estén más felices.

Pero muchas parejas dudan cuando se trata de buscar terapia y esperan demasiado.

Muchas sienten que es como admitir el fracaso. Otras sospechan de la psicología o de las terapias de comportamiento.

La mayoría de las personas tiene una idea preconcebida sobre la terapia, y algunas son realmente perjudiciales para el proceso como instrumento para recuperar su matrimonio.

Sin embargo la terapia de pareja realmente ofrece a la pareja una oportunidad de hablar sobre el origen de sus problemas en un ambiente seguro y moderado.

Es un ambiente que está controlado por un consejero capacitado que se ha comprometido a resolver problemas y mejorar la comunicación.

Cuando ambas partes están comprometidas a este resultado, el asesoramiento puede ser extraordinariamente poderoso y recuperar su matrimonio del borde del desastre.

Pero espere… para empezar ¿Por qué dejó que llegara al borde del desastre?

El mejor momento para el asesoramiento no es cuando el divorcio parece ser la única opción viable.

El momento para el asesoramiento es ante la primer señal de un problema serio, cuando los problemas comienzan a surgir una y otra vez sin resoluciones, y cuando la comunicación comienza a romperse.

Esto puede ser difícil, puede dar trabajo convencer a su pareja de que necesitan asesoramiento cuando no hay realmente tantos problemas terribles.

Pero valdrá la pena, si realmente ambas partes de un matrimonio se comprometen con su éxito.

El asesoramiento individual puede ayudar a resolver algunos de los problemas, pero los problemas básicos y la falta de comunicación persistirán mientras uno de los dos se resista a la ayuda.

De hecho, uno de los momentos en los que la terapia de pareja realmente no puede ayudar es cuando uno de los involucrados se ha separado de la relación o ha comprado la idea del divorcio como único escape de una situación insostenible.

Si reconoce que están en un punto en su relación en la cual necesita buscar asesoramiento, haga una pequeña investigación sobre psicólogos y terapeutas en su zona. 



En realidad, es posible que alguien que conozca haya visitado a un consejero matrimonial, trate de encontrar a alguien que lo remita a un terapeuta de confianza, en cualquier caso, es de suma importancia que comience temprano, y le de al proceso tiempo para que dé resultado.


El asesoramiento realmente puede salvar un matrimonio, pero sólo con un fuerte compromiso de ambas partes y el deseo de retroceder al deseo del divorcio.

Recupera Tu Matrimonio y Evita El Divorcio en 60 Días, <<Haz Click Aquí>>

0 comentarios:

Publicar un comentario