Cómo entender las emociones de tu pareja

Después de vivir con alguien durante mucho tiempo, podemos aprender mucho sobre su estado de ánimo, sus expresiones faciales y los sutiles matices de la comunicación que un extraño no sería capaz de notar.


Todos nosotros sabemos que la comunicación no verbal es mucho más poderosa que las palabras que decimos, pero en una situación de matrimonio las parejas tienden a jugar una "guerra de palabras" en lugar de darse cuenta de lo que realmente está pasando.

Pruebe el siguiente juego. Por lo menos seis veces durante el día, mire a su pareja y trate de adivinar que emoción está sintiendo. No base su respuesta en sus palabras. Si es posible, tome un momento en que ninguno de los dos esté diciendo nada. 
  • Preste atención a sus labios: están apretados, relajados, hacia arriba o cerrados? 
  • Preste atención a los ojos: están estrechos, centrados, somnolientos, abiertos? 
  • Preste atención en las pistas que hay en la postura (rígida, desplomada, relajada) y la forma en que tiene sus brazos (cruzados por delante, sueltos a los lados, en su regazo). 
Recopile una lista de las expresiones emocionales de su pareja en su mente para ser capaz, eventualmente de decir cómo se siente su pareja con sólo mirarla.

Al leer el estado de ánimo de su pareja antes de que diga algo, desarrollará un vínculo más íntimo y se acercará a la "lectura de la mente" conyugal que las parejas que han estado juntas por más tiempo desarrollan después de años y años juntos. Usted será capaz de responder a los estados de ánimo de su pareja de una manera adecuada en lugar de esperar que el estado de ánimo de su pareja coincida con el suyo.

La capacidad de reconocer las emociones de su pareja, sin señales verbales ayudará a satisfacer las necesidades emocionales de su pareja de una manera que sería imposible si sólo tuviera en cuenta lo que su pareja dijo. A menudo, su pareja dirá una cosa, pero sentirá otra. 

Esto no es porque esté mintiendo; puede deberse a que quiere negar sus sentimientos. Puede deberse también a que su pareja no ha reconocido la emoción en sí misma. No cometa el error de creer que conoce a su pareja mejor de lo que él o ella se conoce a sí misma, pero utilice su instinto con inteligencia para estar presente con más detalle para su pareja.

Si piensa que su pareja está preocupada, angustiada o tensa, cree el marco para que él o ella se sienta cómoda compartiendo con usted. Dígale que se ha dado cuenta de que parecía cansado/a o molesto/a y pregúntele si quiere hablar al respecto. Si no lo hace, está bien. Sólo recuérdele que usted está ahí en caso de que sienta ganas de hablar sobre cualquier cosa.

Si a veces estamos cansados o molestos, lo último que queremos hacer es darnos cuenta de que nuestra pareja también esta cansada o molesta. Nuestras propias emociones pueden cegarnos a las emociones de nuestra pareja. 

Por eso es tan importante desarrollar la habilidad de "leer" cómo se siente su pareja. Una vez que se acostumbre a hacerlo, usted no será capaz de quitarse sus nuevos "anteojos". Podrá leer los sentimientos de su pareja aunque no quiera.

0 comentarios:

Publicar un comentario