6 Factores Para Un Matrimonio Exitoso

Por Natalia Fernandez, autora de Recuperar Mi Matrimonio

Si tú estás enfrentando desafíos en tu matrimonio, puede ser reconfortante saber que tú tienes algunos factores a tu favor. Estas predicciones se limitan a factores que se establecieron en su lugar cuando se casaron y no incluyen aspectos como la buena comunicación y habilidades de resolución de conflictos. 



1. Ustedes eran ya grandes cuando se casaron.

Casarse sobre la edad de veinticinco años (a diferencia de los adolescentes) disminuyen las posibilidades de divorcio. Esto se debe a que las personas mayores tienden a ser más maduras, más claras sobre lo que están buscando en una pareja y buscan tener más estabilidad económica. 


2. Ustedes comparten la misma religión o sistema de creencias.

Compartir una religión es un lazo poderoso, los trae a ti y a tu pareja juntos a un nivel espiritual y le da a un matrimonio un sentido de un propósito más elevado. Cuando están activos en una religión, tienen el asesoramiento y una fuerte red de apoyo disponible para promover a través de momentos difíciles en su matrimonio. También, sus valores y objetivos compartidos sostienen la vida en el matrimonio y los mantienen creciendo juntos y no separados. 

3. Tú tienes alguna educación superior.


Un título universitario no es necesario para aumentar las posibilidades de un matrimonio de larga duración, pero alguna enseñanza superior disminuirá las posibilidades de divorcio considerablemente con relación a una deserción escolar de secundaria. 

4. Tus padres todavía están juntos. 

Si tú has crecido en una familia intacta, las probabilidades de divorcio son menores en comparación con alguien que creció con padres divorciados. Esto es porque gran parte de lo que aprendemos sobre el matrimonio y el comportamiento civil viene de mirar a nuestros padres. Si nuestros padres han desarrollado estrategias para permanecer juntos, vamos a absorber esas estrategias en la infancia y ser capaces de utilizarlas para nosotros mismos en nuestras relaciones adultas. 

5. Tu ingreso está por encima de 50.000 dólares. 

Las parejas con ingresos medios o altos tienden a experimentar menos conflictos sobre la administración del dinero. Ellos tienen la garantía financiera por lo que tienden a preocuparse menos por ganarse la vida y más en hacer una vida. 


6. Ustedes tienen un hijo en común. 

Las parejas con hijos tienen un menor riesgo de divorcio en comparación con las parejas sin hijos. Sin embargo, se advierte: el momento más estresante en un matrimonio es después del nacimiento del primer hijo. Por eso es tan importante que el primer hijo nazca sólo después de que el matrimonio ha desarrollado una base sólida.


Las Claves Para Un Matrimonio Exitoso


Según Michael P. Johnson, profesor de sociología en la Universidad Estatal de Pensilvania, hay tres cosas que mantienen a una persona en el matrimonio: la gente que quiere quedarse, los que consideran que deben quedarse, y/o los que tienen que quedarse. Esta combinación de compromiso personal, moral y estructural sirve para mantener a la gente en los matrimonios. 

Ten en cuenta que el compromiso mantiene a las personas en el matrimonio, no la felicidad. El Dr. Ted Huston, de la Universidad de Texas Austin estudió parejas desde el noviazgo hasta el matrimonio. 

Su estudio de diez años explotó muchas ideas populares falsas sobre el amor. Por ejemplo, de hecho, encontró que muchas parejas de recién casados no tuvieron la dicha de recién casados: de hecho, las parejas cuyos matrimonios se iniciaron con "el romance de Hollywood" intenso se han quemado de a poco. 


Una pareja casada esperando la felicidad todos los días de su vida tiene en realidad más probabilidades de no divorciarse que una pareja con una relación menos emocionante, porque están más propensas a considerar el divorcio cuando los sentimientos intensos disminuyen. ¿Eso significa que las parejas menos emocionantes, incluso las relaciones más carentes duran? Lo hacen de hecho, quizás porque tienen menos distancia para decaer. 


La investigación muestra que los períodos de infelicidad en un matrimonio no son indicativos de la infelicidad futura. De hecho, un estudio mostró que el 86% de las parejas infelizmente casadas que se quedaron con su matrimonio eran más felices cinco años después, tres quintas partes de los cuales eran "bastante" o "muy feliz". 

De acuerdo con el informe del 2004 del Proyecto Nacional de Matrimonio "Estado de Nuestros Matrimonios”, el porcentaje de personas casadas mayores de 18 años quienes dijeron que su matrimonio fue muy feliz ha disminuido en los últimos veinticinco años, de alrededor del 69% a mediados de 1970 a 64% para los hombres y 60% para las mujeres de hoy.

Eso es menos de dos tercios de la población casada que se considera muy feliz en su relación. Es evidente que no tienes que estar felizmente enamorado o muy feliz por la relación al fin y al cabo. ¿Qué necesitas? 


No es el amor ni la suerte. Es el compromiso y el compañerismo. Compromiso significa que tú tienes poderosas razones personales, morales y estructurales para permanecer en la relación. Compañerismo significa que tú y tu pareja forman un equipo unificado en contra de cualquier desafío que la vida te da.

Los miembros del equipo pueden luchar, no estar de acuerdo, y estar en un punto muerto, pero saben que su felicidad y su satisfacción en la vida dependen del éxito del equipo, no de su éxito individual.

0 comentarios:

Publicar un comentario